«Hay que estar al lado de los jóvenes más vulnerables y sus familias en Mali»

Publicado el miércoles, 16 Jun 2021

El salesiano Romeo Salami, en un diálogo con Bosco Global, cuenta el trabajo que están haciendo en el país en el marco de la pandemia.

«Ahora estamos focalizados en dar respuesta a las necesidades de nuestros jóvenes y sus familias, muchas de ellas afectadas por la pandemia. Como en todo el mundo, la Covid-19 no ha provocado solamente un problema de salud, sino también de reducción de ingresos o pérdidas de lugares de trabajo por las medidas de confinamiento. Y en las personas más vulnerables, las  que necesitan del día a día para ganarse la vida, está siendo una situación muy dura.  Nuestro objetivo es estar al lado de los jóvenes más vulnerables y sus familias en Mali», añade Romeo.

La #SolidaridadGlobal como elemento clave en la recuperación económica y social 

Romeo cuenta que con la solidaridad global de muchas personas diferentes y de entidades como Bosco Global, se ha podido ir dando respuesta a la situación de emergencia a través de un acompañamiento a las familias, el suministro de alimentación básica, sensibilización higiénico-sanitaria y material para frenar los contagios.

Uno de los proyectos que más le entusiasta en la actualidad es el de la Promoción del ocio educativo saludable para la juventud desfavorecida del barrio de Niaréla, en Bamako, contribuyendo a la creación de espacios saludables y seguros. Se trata de un proyecto con el que colabora el Ayuntamiento de Pozoblanco.

El objetivo es reforzar la formación de la juventud más desfavorecida del barrio de Niaréla, en Bamako, a través de actividades educativas, que promuevan los valores culturales y el talento de cada persona. Se pretende ofrecer a la juventud alternativas de ocio educativo y saludable, como el deporte y la música, dando oportunidades para desarrollar sus talentos. Gracias a la puesta en marcha de este proyecto aumentará entre la población beneficiaria la práctica del deporte en espacios saludables y seguros.

«Ver a los chicos y chicas tan contentos con este proyecto me emociona. El fútbol y el deporte en general, así como la música y el teatro son una forma de dar alegría en medio del confinamiento y la distancia social. Los jóvenes necesitan sentirse juntos y unidos», concluye Romeo.

Noticias relacionadas

Écha un vistazo a otras noticias de esta misma categoría.

Acercando la cultura de paz a través del juego

Acercando la cultura de paz a través del juego

Este mes de junio finalizamos el proyecto “Juegos por la cultura de paz”, financiado por la Agencia Catalana de Cooperación para el Desarrollo, en el que han participado más de 150 jóvenes.

¡COLABORA AHORA!

Porque miles de jóvenes de todo el mundo necesitan una educación de calidad...
tu colaboración es imprescindible.